¿Podemos borrar recuerdos amorosos? Científicos descubren una posible manera de borrar malos recuerdos. – Dr. Oscar Rubelio Ramos Gómez

Comparte

En muchas ocasiones de la vida amorosa suceden cosas que no son de nuestro agrado, que nos lastiman y nos duelen hasta nuestra alma. Los sucesos se convierten en recuerdos que se detonan constantemente, sobre todo si la vivencia amorosa es reciente; aunque también, pasados los años, nos puede seguir doliendo un recuerdo.

Una investigación de la Universidad de Cambridge, la Dra. Amy Milton junto con otros científicos, llegaron a la conclusión de que existe una proteína en el cerebro capaz de transformar malos recuerdos. La proteína denominada “shank” “actúa como andamio para los receptores que determinan la fuerza de las conexiones entre neuronas, determinan si los recuerdos pueden modificarse” (EurekAlert, 2021) según explicó la doctora Amy Milton.

La Dra. Amy Milton explica un poco del proceso de la memoria con respecto a su transformación y dice:

La reconsolidación es el proceso por el cual los recuerdos pueden modificarse bajo ciertas condiciones de recuperación, y aunque parece haber “condiciones límite” específicas que controlan, sí se produce la reconsolidación, se ha informado que incluso los recuerdos antiguos y bien establecidos pueden ser susceptibles de alteración con agentes amnésicos tras una sesión adecuada de “reactivación de la memoria”. Sin embargo, la reconsolidación parece ser muy específica para los recuerdos que se reactivan. (Milton, ­2021, p. 617).

El experimento de esta investigación trata de entender hasta qué punto podemos manipular los recuerdos y tratar de borrarlos. El objetivo obviamente es ese, conseguir manipular la memoria y tener una decisión sobre sucesos y momentos desagradables de nuestras vidas.

Ahondando este sistema desde un punto de vista específico, donde se tratan de borrar recuerdos de índole dolorosa para el tratamiento de traumas como violaciones, secuestros, entre otras cosas que se puedan considerar como parte médica para un tratamiento hacia el bienestar personal, se puede decir que resulta interesante e importante su avance.

Sin embargo, hay que ponernos a pensar hasta qué punto este hallazgo es tan importante sobre todo en el tema amoroso. Pensando en la película de Eterno resplandor de una mente sin recuerdos del director Michel Gondry, donde el personaje principal puede seleccionar qué recuerdos borrar, suena seductor poder olvidar una persona, un suceso, una palabra u otra cosa que no esté haciendo sentir mal en nuestra visa amorosa.

Pensemos y discutamos este hecho para borrar recuerdos sólo en el plano amoroso. Y lo primero que habría que preguntarnos es: ¿Para qué nos sirven los recuerdos y la memoria?, ¿nos ayudan los recuerdos en el Amor?, ¿nos hacen daño los recuerdos amorosos?

La memoria es definida como

…la capacidad de adquirir, almacenar y recuperar la información. Somos quienes somos gracias a lo que aprendemos y recordamos. Sin memoria no seríamos capaces de percibir, aprender o pensar, no podríamos expresar nuestras ideas y no tendríamos una identidad personal, porque sin recuerdos sería imposible saber quiénes somos y nuestra vida perdería sentido. (Alonso, 2012, p. 136).

Por lo tanto, la memoria nos permite adquirir el conocimiento del mundo por medio de la experiencia y la memoria, la cual nos ayuda a retener y recordar ese conocimiento; y a todo esto le llamamos aprendizaje.

Cuando vivimos el amor tenemos experiencia agradables y desagradables, unas que nos hacen felices y otras que nos duelen en diferentes grados. Cada una de estas experiencias nos dejan un aprendizaje en específico. Este aprendizaje nos ayuda a: volver a realizar las mismas acciones cuando las experiencias son agradables; y no volver a cometer el mismo error cuando no queremos que se repitan esas experiencias.

Por lo que, si borrásemos uno de nuestros recuerdos, sean buenos o malos, estaríamos borrando también un elemento de aprendizaje de nuestro mundo; no seríamos capaces de identificar un signo, un elemento o un indicio que nos muestre que vamos a un camino que ya hemos recorrido y que en el pasado, ya sea que nos agradó, o que no nos gustó.

Ahora bien, lo que le da Sentido a nuestras decisiones, muchas veces se ven relacionadas con nuestro pasado, puesto que nuestra intuición también se ve afectada por las experiencias pasadas que hemos tenido.

Tanto la memoria como los recuerdos, nos permiten madurar como personas y tomar decisiones respecto a nuestras relaciones amorosas; nuestros sentimientos se desarrollan junto con nosotros y los dotamos de una inteligencia para que podamos entender nuestra realidad y nuestro mundo.

Cuando nos duele recordar una persona, un objeto, una acción, una fecha, una canción u alguna otra cosa de una relación amorosa que hayamos tenido en nuestra vida, siempre pensamos en el instante, en el momento preciso presente que nos causa ese dolor. Y si en ese momento tuviésemos una medicina, una pastilla o un doctor que nos pudiese quitar ese recuerdo, lo haríamos sin razonar o pensar en las consecuencias que ello traería.

Todo recuerdo amoroso es necesario para nuestras vidas, para nuestra supervivencia y para madurar en nuestros sentimientos.

Alonso García, José Ignacio (2012) Psicología. España, McGraw-Hill.

EurekAlert! (2021) Scientists find protein which indicates whether memories can be changed. En: https://www.eurekalert.org/news-releases/930088

Milton, Amy L. (2021) To catch a memory through covert ops. Article in Nature Neuroscience Abril.


Comparte
Carrito de compra