En búsqueda de la media naranja. Dr. Oscar Rubelio Ramos Gómez

Comparte

¿Es malo buscar a una persona para tener una relación amorosa?, ¿está mal buscar a mi media naranja?, ¿qué hay de malo en buscar a tu media naranja?, ¿creer en la media naranja me hace un ser incompleto?, ¿eso me hace débil?

Lo bien cierto es que no existe una respuesta correcta para estas preguntas. Dependiendo en cómo quieras verlo, lo que leas, escuches y veas, eso influirá mucho en cómo lo quieras ver y pensar. Pero lo más importante es tu propio criterio e intuición respecto a lo que decidas sobre la media naranja.

Sin embargo, aquí te hablaré sobre aquello que hoy parece malo, y eso es buscar a tu media naranja. Comencemos por entender que el Amor es lo más bello que puede pasarte en la vida, no tiene nada de malo buscar el Amor, lo importante es saber que el Amor comienza desde dentro, en uno mismo.

El Amor tiene de todo: tiene una parte biológica, una química, una social, una cultural, etcétera; pero además, tiene una parte personal, y esa parte individual la debemos de construir nosotros mismos. Todos los seres humanos tenemos la capacidad de Amar y sentirnos amados; estamos dotados de un cuerpo que nos permite sentir, percibir y actuar; tenemos una esencia, un alma que nos permite estar vivos y vivir ese Amor. También tenemos la capacidad de creer en el Amor o dejar de creer en él. Todo es nuestra decisión. Todo depende de nosotros mismos.

Cuando nos hablan de la “media naranja”, lo primero es no verlo con una tendencia social, puesto que habrá opiniones que te digan que es incorrecto, que eso no se hace y que parezca un pecado, hasta que al final pienses que estás haciendo un daño con lo que sientes.

Todos requerimos de un Complemento; esto no quiere decir que seas una persona incompleta o que tu vida no valga nada; al contrario, gracias a lo que tu eres y haces es que otra persona se va a enamorar de ti y viceversa; si eso no pasa, tampoco sucede nada, no es una ley que diga que necesariamente requieras de una persona para ser feliz; la felicidad comienza desde dentro, y tú y sólo tú puedes permitirle a la otra persona que te haga feliz.

El Complemento en el amor no se refiere a la falta de una capacidad en la persona, sino la suma de una cualidad en la pareja que los hace más fuertes y más unidos en torno al Amor. Ya sean “medias naranjas” o “naranjas completas” la unión de dos personas no debe de representar un conjunto separado de dos personas; sino el conjunto donde se trabaja para un mismo objetivo, el Amor en la pareja.

La “media naranja” se ha interpretado mal y erróneamente, puesto que el ser Andrógino no hace referencia a las personas individuales, no a sus características personales; se hace referencia a un ser que vamos a construir juntos, con otra persona; el Complemento no es hacia uno mismo sino a lo que estamos creando con el ser amado; hacemos un mundo propio, con sus significados, sus signos, emociones propias, creamos rituales, costumbres y cuando llega el momento, nuestro Complemento crea a un ser nuevo, una vida nueva, un hijo.

La “media naranja” o el Complemento se crea con el fin de explicar nuestra realidad social, para dar cuenta de aquello que nos es misterioso, puesto que el amor a veces parece no tener respuesta y tenemos que recurrir a relatos tan magníficos como extraordinarios, que sólo el Amor lo puede entender.

No tiene nada de malo sentirse bien y “Completo” con otra persona, pues nuestras vidas avanzan bien cuando estamos solos, es verdad que no requerimos a nadie o algo; pero juntos somos más fuertes, el Amor que podamos sentir con otra persona nos permite crear vínculos emocionales inigualables y es ahí cuando el mundo, nuestro mundo hace posible todo, siempre y cuando lo queramos juntos con nuestra pareja.


Comparte
Carrito de compra